Grabado de Manuel López. Roma 1990

Manuel López.Ara altar Santuario Basílica Virgen de la Cabeza.

Estimado lector:

Soy un escultor que ha elegido la temática religiosa como medio de expresión artística.
Mi trayectoria  comienza en Sevilla estudiando Bellas Artes. Terminé mi licenciatura en 1989 en la especialidad de escultura, obtengo ese mismo año la beca de la Academia Española de Roma. Esta experiencia marcará de forma definitiva mi vocación escultórica. Durante mi estancia en Roma realicé continuos viajes a Pietra Santa(Lucca) y a las Canteras de Carrara para profundizar mis conocimientos de talla directa sobre “mármol blanco estatuario”. Este aprendizaje sobre la zona (única en el mundo para un escultor) me ha permitido más adelante volver a estos lugares para seleccionar material destinado a mis encargos.

A lo largo de todos estos años ha sido muy común trabajar para: hermandades, parroquias y órdenes religiosas. He intervenido en la remodelación integral de varios templos. En la mayoría de las ocasiones el trabajo ha consistido en la realización y nueva disposición de los diferentes espacios litúrgicos: Ambón, Sede, nueva creación de un espacio destinado a la Reserva Eucarística y finalmente el Altar Mayor.

Estimado internauta, llegado a este punto, permítame que le transmita una serie de reflexiones obtenidas a lo largo de mi andadura profesional:

  • Actitud de servicio a los demás.
  • Comunión con las diferentes materias naturales que nos ofrece la Creación.
  • Utilización de un lenguaje figurativo dinámico con claro-oscuros de variado cromatismo, de fácil lectura para el pueblo fiel.

Para resolver las distintas problemáticas planteadas en las diferentes obras donde he intervenido, empleo tres premisas fundamentales que siempre me dieron buen resultado:

  • Concebir mi creación plástica comprendiendo primero su función catequética.
  • Empleo de materiales y técnicas nobles para la disciplina escultórica.
  • Integración total de la obra nueva contemporánea con los diferentes templos y estilos arquitectónicos.
Pienso que para la resolución de la obra religiosa es preciso que el creador no viva aislado y ajeno a la verdad evangélica. El contacto con la Iglesia Diocesana fue intenso y fructífero en permanente diálogo con liturgistas , delegados episcopales, y por medio del estudio de bibliografía específica, etc. A mi juicio estos factores han  repercutido en un enriquecimiento de la obra plástica. Con este punto de arranque, la obra responderá entonces a su verdadera naturaleza catequética, siendo percibida de manera correcta por los fieles. El arte al servicio de la Fe.
Es demasiado frecuente observar como el artista se enreda en estériles debates conceptuales que a mi juicio no ayudan a resolver un problema concreto. El artista debe de llegar fresco al momento final del proceso creativo a través un adecuado trabajo en equipo.
Espero con esta presentación haber descrito como entiendo mi actividad, no pretendo ser mejor que nadie,  ni llevar la razón sobre otros planteamientos artísticos. Estimado lector gracias por su atención.


Manuel López
Manuel López. Relicario Beato Manuel Lozano Garrido "Lolo".
Manuel López.Terracota. Relieve de Piedad