Consagración Altar mayor Catedral de Badajoz Consagración Altar mayor Catedral de Badajoz
Consagración Altar mayor Catedral de Badajoz

La idea:

Boceto Altar mayor Catedral Badajoz Detalle proyecyo altar mayor Catedral Badajoz

 

El boceto: En el taller:
Boceto en terracota Altar mayor Catedral Badajoz
Manuel López escultor

 

Esta obra se entiende desde una integración armónica y jerarquizada entre los dos elementos esenciales:

MESA Y ARA:

LA MESA: Tratada con una rotunda ebanistería gótica en madera de nogal español, encierra una variada iconografía eucarística a lo largo de su moldurón:Cena (Apostolado frontal), Multiplicación de Panes y Peces, Vid y Sarmientos, el Maná y las Codornices.

Continúa el moldurón en nogal con cuatro pilares o columnas que refuerzan el carácter arquitectónico de la obra y a la vez albergan cuatro capillas exentas que nos ofrecen los cuatro evangelistas portando citas eucarísticas.

Cierra todo el perímetro inferior un zócalo con 112 canecillos en plata, alternando la luna y el sol, que nos recuerdan a Cristo como  principio y fin de los tiempos.

 

Es una constante en esta obra el continuo cambio de materiales, generando un equilibrado cromatismo. La noble y elegante ebanistería del nogal se entrelaza con los diferentes elementos en plata, esculturas en bronce patinado, esmaltes, pedrería en contraste con la sencillez de la piedra del ara, junto a la policromía y dorado de la imagen central de Cristo Resucitado, nos invitan a girar en torno a la obra concebida de manera tridimensional, animándonos a descubrir su rico mensaje.

ARA

 

En el altar cristiano se hace presente el sacrificio de Cristo pero más que en su obra, el Ara situada en el interior de la mesa nos hace reflexionar acerca del paso de la muerte a la resurrección.

La talla en piedra para crear un sepulcro que alberga un pequeño relicario con lo cual recordamos al ara como un elemento sacrificial, edificamos simbólicamente sobre el sepulcro de los mártires o de los santos. Cuatro angelillos en bronce nos ofrecen atributos de la pasión de Cristo.

 

 

Culminando toda la composición, la talla policroma de Cristo resucitado cierra y ordena toda la obra, es aquí cuando el ara adquiere carácter Pascual. Recordamos que el altar es símbolo del mismo Cristo vivo y triunfante, piedra angular, Roca de Israel.

A través de la eucaristía se perpetúa el acto único y singular del sacrificio de Cristo. Hoy en esta catedral de Badajoz, la Iglesia nos recuerda una vez más el rico testimonio de la fe, en este caso que nos ocupa la disciplina escultórica nos sirve de eficaz herramienta para transmitir y perpetuar la eucaristía, reflexionamos ante la creación plástica y proponemos catequesis. En esta obra el arte se encuentra al servicio de la FE.

Subir